El chocolate tradicional que acompaña al roscón de Reyes los 6 de enero de cada año era empleado para soportar los ayunos por los monjes del Monasterio de Piedra de Calatayud. Esto indica que la primera taza de chocolate europea se preparó en España. El día de Reyes está lleno de diversas tradiciones: el roscón, la ilusión de siempre, los regalos y la celebración temprana, en las que no puede faltar el roscón combinado con un buen chocolate en el desayuno.

La primera taza de chocolate en Europa se preparó en España a través de los monjes del Monasterio de Piedra

En la actualidad, hay una costumbre muy presente todos los 6 de enero de cada año en España. Se trata de acompañar el roscón con una buena taza de chocolate en el desayuno. Esto resulta gratificante, junto con el hecho de abrir los regalos mientras se disfruta de dicha taza de chocolate. Sin embargo, lo que no saben muchas personas es que, en Europa, la primera taza de chocolate que se preparó provino de la comarca aragonesa de Calatayud, lo que indica que la primera taza de chocolate se preparó en España.

El también denominado oro marrón, se llegó a preparar en el continente europeo por primera vez en el Monasterio de Piedra, cerca de un lugar de singular belleza ubicada en la localidad de Nuévalos. La historia de la preparación de esta bebida caliente es la siguiente: El Fray Jerónimo de Aguilar llegó a ser fraile en el Monasterio de Piedra. Luego de acompañar a Hernán Cortés en la conquista de México, Cortés le pagó al monje con cacao por los servicios prestados. Posteriormente, Aguilar envió el primer saco de semillas de cacao al monasterio, en donde los monjes fabricaron el manjar. Y, fue en el lago del Espejo, junto a los pies de la cascada de la Cola de Caballo, que los monjes lograron dar el toque dulce al chocolate con azúcar, canela y vainilla.

Dejar respuesta