El Síndrome de Prader-Willy disminuye la calidad de vida de la persona que lo padece. Se presenta sobre todo en los niños, y tiene como característica principal hacerle sentir unas insaciables ganas de comer, hasta el punto de volverse obesos y arrastrar otros problemas de salud. También genera problemas de comportamiento, algunos síntomas psiquiátricos y déficit intelectual. Sus músculos no poseen la fuerza suficiente para realizar funciones como la succión y la deglución. Es una enfermedad hereditaria que se transmite de padres a hijos.

Fármaco que contrarresta el Síndrome de Prader-Willi

Un grupo investigadores del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NICHD), y de la Fundación para la Investigación del Síndrome de Prader-Willi han logrado descubrir un fármaco cuyo propósito principal es activar los genes que se encuentran en estado silente para poder mejorar la supervivencia y crecimiento de aquellos ratones que poseen esta enfermedad. Cabe mencionar que esta enfermedad afecta entre 15.000 a 25.000 ratones nacidos vivos, de una manera parecida a como afecta a niños y niñas.

Este grupo de investigación ha trabajado con los fármacos experimentales: UNC0638 y UNC0642, los cuales activan los genes maternos en los niños afectados. Básicamente se encarga de inhibir la actividad de la proteína G9a, la cual se une a otras proteínas del cromosoma materno.

Una vez que el fármaco ha sido administrado, se observó la activación de los genes maternos. Al momento de compararlos con los ratones que no han sido tratados con la medicina, se pudo ratificar que los animales que recibieron dicha medicina tuvieron un crecimiento mejor y engordaron de una manera natural, en comparación con los que no habían sido tratados. De éstos, únicamente lograron sobrevivir el 15% sin tener ningún tipo de efecto adverso que complicara su existencia.

Cabe mencionar que este tipo de tratamientos del Síndrome de Prader-Willi únicamente ha sido probado en animales.

Dejar respuesta