Al observar los diferentes basureros de la ciudad de Nueva York, se puede visualizar la cultura de derroche presente en los Estados Unidos: muebles, cocinas, televisores, sillas, cajones de madera y otras cosas en buen estado son solo algunos de los objetos que los neoyorquinos desechan a diario en la Gran Manzana. Tanta impresión ha causado esto en algunos que hasta se ha llegado a preguntar: ¿Por qué los pobres en Nueva York son más ricos que lo pobres presentes en otras partes del mundo?

La cultura de derroche de los Estados Unidos: Una realidad sorprendente

Algunos dirán que los pobres son pobres en cualquier parte del mundo porque les faltan las cosas básicas para poder subsistir, como por ejemplo, techo o comida. Sin embargo, no cabe duda que, mientras los pobres de muchas partes del mundo andan descalzos y llevan ropa en pésimas condiciones, los pobres de Nueva York visten tenis, jeans y hasta un cinturón de buena calidad.

Este hecho manifiesta la opulencia y la cultura de derroche de la Gran Manzana, la cual la caracteriza como ninguna otra ciudad en el mundo entero. Literalmente, se puede decir que la basura y el lujo van de la mano en Nueva York. Según datos ofrecidos por la propia ciudad de Nueva York, en la misma se generan al año más de 14 millones de toneladas de basura. El asunto es que muchas de las cosas que se desechan en esta ciudad se encuentran en perfecto estado.

En las calles de Nueva York se ha podido observar sillas, camas, colchones, televisores, microondas, persianas, entre otras cosas. Todo esto, según la opinión de muchos, luce en buen estado, a veces, impecable. En el caso de los electrodomésticos, si se llegan a dañar, no hay ningún problema en adquirir uno nuevo, debido a que mandar a reparar un producto resulta más caro que comprar otro.

Lo anterior manifiesta el consumo frenético presente en la ciudad de Nueva York, lo que resalta la próspera economía de dicha región estadounidense.

Dejar respuesta